SANTA CLARITA DIET (2016, Victor Fresco)

En la nueva producción de Netflix con Drew Barrymore y Timothy Oliphant no hay nada nuevo, a primera vista. Las comedias que parodian la vida de los barrios residenciales ya se han tratado en series de éxito como Mujeres desesperadas o Weeds. Pero si añadimos a una madre zombie, la cosa cambia.


Tu madre se está comiendo al vecindario.

Los Hamond son una típica familia americana de zona residencial de Los Angeles, hasta que Sheila (excelente Drew Barrymore) empieza a tener hambre humana y en vez de convertirse en el típico zombie de las películas de Romero, le hace sentirse realizada y muy feliz. 
Para evitar que la enfermedad provoque algún desastre en la familia, el matrimonio decidirá alimentar a Sheila a los tipos malos de la comunidad mientras buscan el motivo de su transformación. Pero contener el hambre zombie (y el mal humor) será complicado. La verdad que el casting de esta serie de Netflix está muy acertado: Timothy Oliphant está genial como el sufrido padre de familiar que tiene lidiar con el horror zombie en su propia cama.

También tenemos disponible iZombie, de temática muy cercana, pero más en el estilo policiaco que la comedia negra que es Santa Clarita Diet. Muy entretenida.


Enlace directo a la serie en Netflix aquí.